como conquistar a

ARTÍCULOS > SIGNOS DEL ZODIACO > ARIES

aries

Hablaremos del signo de Aries. Este análisis del carácter esta realizado para las personas que han nacido entre el 21 de Marzo y el 20 de Abril. Regido por el planeta Marte, Aries es un signo de Fuego que representa la fuerza de la primavera, y el renacer de la naturaleza. Su color es el rojo, su metal el hierro, y la carta del tarot asociada "El Emperador".

Lo que primero destaca en Aries, es su actitud excepcionalmente amistosa, de modales enérgicos, firme en el apretón de manos y pronta la sonrisa, después, cualquiera que este junto a el o ella advertirá que le cuesta llevar la voz cantante en la conversación, y que se avecina un torrente de palabras, movimiento y acción, si decide, o se atreve a seguir junto a Aries.

Aries simboliza al recién nacido, y para él sus necesidades son lo primero. No entenderá que un amigo le reproche su llamada a las 4 de la mañana, "no está el despierto?, pues eso es lo que importa. A cambio, Aries, estará dispuesto a trabajar un fin de semana entero, para su amigo, si es necesario, energía no le falta, y decisión tampoco.

Suelen ser agresivos en la exposición de sus ideas, pero al igual que los bebes, están rodeados de un halo de ingenuidad, que hace que no se le tengan en cuenta los malos modos que a veces tiene. No hay ni rastro de astucia ni de rencor en este signo, que va directo a lo que quiere, y que si se quema, volverá confiadamente a hacer la prueba, una vez que se le haya olvidado la herida. Cree en si mismo y en los demás de todo corazón, y todas las dudas que puedan surgirle por el camino se disipan ante la primera persona que vuelve a ser bondadosa con el, del mismo modo que el bebe olvida el dolor que le produjo el imperdible que accidentalmente se le clavo en la pierna, la siguiente vez que el ponen talco.

El Carnero puede fantasear de aquí a mañana, y tejer los sueños más fabulosos, en los que creerá y se pondrá manos a la obra inmediatamente. En sus relaciones con los demás no es complicado ni oculto, y cuando personas mas fuertes o mas maduras se le imponen o le sacan algo, él o ella reacciona de la única manera que sabe: chillando y organizando un escándalo tal que los demás ceden, nada mas que por tener paz.

Aries no utiliza estrategias delicadas, le basta con la fuerza de sus pulmones y su determinación. El aspecto físico de Aries es fácil de reconocer, tienen rasgos decididos, las cejas bien marcadas y pobladas, suelen juntarse en el estrecho puente de la nariz. Es frecuente encontrarle algún lunar o cicatriz en la cabeza o en la cara.

En su presencia uno percibe chispas invisibles que se escapan en todas direcciones. Sus movimientos son rápidos y fáciles, así como su actividad mental.

Tanto los hombres como las mujeres de este signo tienen normalmente, hombros anchos y no es extraño que caminen con el cuerpo un poco inclinado hacia adelante, y casi siempre con mucha prisa. Su postura refleja una total confianza en si mismo, decisión e iniciativa. La persona regida por Aries mira directamente a los ojos, con desenfadada limpieza y con una fe conmovedora. ¿Acaso la persona que habla con el no es su amigo?, ¿Que no le gusta?, ¿Como, que no?. Entonces empezarán las lágrimas pero para dentro. Un Aries jamás mostrará su decepción en la superficie, si puede evitarlo. Si alguna vez se le ve llorar sin recato, es seguro que el dolor le ha llegado al alma. Los Aries prefieren caer muertos antes que mostrar debilidad.

Un Aries estará indudablemente en los primeros lugares de la carrera que ha elegido, o dedicado a un negocio propio. En caso contrario, se le reconocerá fácilmente por el descontento que demuestra al verse forzado a obedecer. El, sin lugar a dudas, prefiere mandar. Se puede esperar de el una actitud liberal, una gran generosidad con el tiempo y con las cosas materiales, y un deseo notable de ser quien conduzca a los demás, normalmente a bombo y platillo. No hay que esperar de el, para no desengañarse, sutileza, tacto o humildad. También anda un poco escaso de paciencia.

En una cafetería será rápido para la crítica, si no le han servido bien, pero también es probable que si le han atendido correctamente sea sumamente generoso con la propina. Aries es muy directo, por decirlo sin exagerar, la franqueza y la honradez configuran el sello distintivo del signo. Por más que Aries sea el que se abre paso en la vida con atrevimiento, iniciativa, y espíritu de empresa, en su bravura hay un extraño "pero". Sin el menor rastro de miedo hará frente a quien sea, pero no puede soportar el dolor físico, y el dentista, es el protagonista de muchas de sus pesadillas.

Son vulnerables a los accidentes en la cabeza o en la cara, y también a las afecciones de riñón. Las erupciones cutáneas, los dolores en las rodillas y las molestias estomacales, afectan frecuentemente a los nacidos bajo Aries, si bien su constitución es normalmente fuerte y recia, y muy raramente muestran estados tristes o melancólicos. Respecto al área profesional, que tanto le interesa a Aries, ya que quiere demostrar su fortaleza y valía, solo llega al liderazgo si empieza por respetar, a quienes por su capacidad están por encima de el, y entonces, el éxito suele ser gigantesco e impresionante.

Si se le da a elegir entre el dinero y la gloria, eligirá infaliblemente la gloria, ya que sobre todo quiere que le quieran y le respeten. El amor para Aries es una gran aventura, en la que se ve a si mismo como el idealista que adora e idolatra a su pareja. Son ellos los que quieren conquistar, y no que le conquisten, les gusta ser apasionados, y no le molestan las discusiones, ya que siempre están convencidos de que van a ganar las disputas. Su fe en su pareja es como una roca, y no aceptan las infidelidades, pero si son traicionados, pueden tener un comportamiento sumamente promiscuo durante algún tiempo.

Las nativas de este signo tienen una instintiva coquetería, pero también saben pararle los pies a quien piense que son una presa fácil. Una representante típica del signo es Escarlata O'Hara, la protagonista de la película "Lo que el viento se llevó", capaz de luchar decidida y enérgicamente contra todo lo que se ponga en su contra, e instalada totalmente en el presente, no dejaba que los problemas la atormentaran demasiado, diciendo :" ya lo pesaré mañana", y se iba a dormir tranquilamente.

Aries es el que abre caminos, el que siempre lleva adelante a los otros, hacia nuevas metas y nuevos objetivos. Su fe, bella y férrea, es pura, sin asomo de aleación con la hipocresía o la codicia. Es raro que amase una fortuna, y si llega a hacerlo no tendrá tiempo para detenerse a contarla. Y sus amigos, y quien lo necesite, puede contar con su dinero, su ropa, o su tiempo.

El o ella, siempre tiene algo que le sobra, por más estrecho o pobre que pueda encontrarse momentáneamente. Y si a alguien que el quiere se le acaban los sueños, el fabricará muchos mas, envueltos en color rojo.

volver a signos del zodiaco >

Copyright 2015 © Psicoastral.org | SITEMAP | Creado por: diseño web profesional | Intercambio de enlaces | Experto Astrologo